top of page

Guías para escribir y misceláneas literarias

  • Foto del escritorAriana Riccio

Corrección de textos: cómo domar tus palabras y conquistar a tus lectores

En el dinámico espacio sideral de la escritura, donde las palabras se agitan y despliegan en un cruce de órbitas continuo, la corrección de textos emerge como un arte exquisito y esencial. No consiste simplemente en ajustar errores de tipeo, comas y tildes (y otras yerbas); es un proceso de afinación que convierte a cada palabra en una nota armónica dentro de la partitura del texto.


Por eso, en este post les presento a mis lectores dos breves decálogos que pueden servirles de guía para hacer una primera corrección de sus textos. E incluso, antes de eso, para delinear el rumbo de su escritura.


Decálogo de prácticas para domar a tus palabras


  1. Debés conocer y seleccionar las palabras adecuadas. No todas las 'casas' son 'hogares', y no todos los 'niños' son 'infantes'.

  2. Las palabras tienen un ritmo. Al igual que un jinete experto, debés entender cuándo conviene acelerar y cuándo frenar, cuándo ser suave y cuándo ser firme.

  3. Domar las palabras es también evitar caer en las trampas comunes, como confundir 'hay' con 'ahí' o 'a ver' con 'haber'.

  4. Las palabras y frases deben ser seleccionadas no solo por su significado, sino también por su forma y sonoridad. Una simetría bien lograda entre estos elementos puede transformar una oración común en una pieza poética.

  5. Asimismo, domar tus palabras implica entender y utilizar las connotaciones y resonancias emocionales de los términos. La elección correcta de palabras puede evocar emociones precisas, como la tensión en un thriller.

  6. A veces, domar las palabras significa abstenerse de la complejidad innecesaria. La claridad en la escritura es una fuerza, no una debilidad. Es como un cristal limpio a través del cual tus ideas pueden brillar sin distorsiones.

  7. Cada escritor tiene su huella única. Aprender a domar tus palabras significa también encontrar y pulir tu estilo personal, ese que hace que tus lectores te reconozcan inmediatamente.

  8. Entre las líneas escritas, se encuentra una dimensión adicional: el subtexto. Domarlo requiere la habilidad de sugerir sin declarar, de guiar sin dictar, creando capas de significado.

  9. A veces, el contraste en la escritura, como el uso deliberado de palabras antónimas o ideas opuestas, puede crear una armonía sorprendente, al igual que dos notas disonantes pueden formar un acorde resonante.

  10. Domar tus palabras significa también entender y anticipar las expectativas y necesidades de tus lectores.


10 tips para conquistar a tus lectores


  1. Usá metáforas: transforman lo ordinario en extraordinario y lo familiar en algo nuevo y fascinante.

  2. La forma en que estructurás y presentás tus ideas es un aspecto fundamental de la redacción. La elegancia en la escritura se encuentra en la precisión y la simplicidad.

  3. La honestidad en tu escritura puede funcionar como un imán para tus lectores. Expresá tus pensamientos y sentimientos reales, sin adornos innecesarios.

  4. Utilizá un lenguaje fresco y original, evitá clichés y explorá nuevas formas de expresión.

  5. Invitar a tus lectores a participar, a pensar, a reflexionar, a debatir, puede convertir la lectura en una experiencia interactiva y enriquecedora.

  6. La yuxtaposición de lo familiar con lo extraño o inesperado puede ser una táctica efectiva para capturar y mantener la atención del lector, ofreciendo una nueva perspectiva o giro a algo conocido.

  7. Utilizar un lenguaje que apele a los sentidos puede transportar a tus lectores a la escena que describís. Es una táctica poderosa que convierte la lectura en una experiencia inmersiva y vívida.

  8. A veces, un detalle singular y preciso puede iluminar una idea o una escena más efectivamente que una descripción general. Es como una pincelada casi imperceptible, pero fruto de una mano hábil, que le da vida a una pintura.

  9. Conectá tus ideas con temas universales, como el amor, la pérdida, o la búsqueda de la identidad: son un puente literario que sortea las distancias entre culturas y generaciones.

  10. La utilización inteligente del humor y la agudeza puede endulzar incluso los temas más áridos.

Conclusión


La revisión y edición son procesos fundamentales en la escritura. No temas deshacerte de lo innecesario, aunque sea doloroso. Es una forma de poda literaria que permite que tus ideas florezcan con más fuerza.


Y, como habrás advertido al leer este post, la corrección de textos no es una tarea menor ni un acto mecánico. Es un arte que requiere habilidad, creatividad y un profundo entendimiento del idioma. En definitiva, es una tarea que convierte el potencial en excelencia; una forma de respetar y honrar tanto a las palabras como a los lectores.

0 comentarios

Commenti


bottom of page