Preguntas frecuentes

¿Es posible que bajo alguna circunstancia especial hagas un trabajo gratis?

 

No. Por respeto a mis colegas, a este oficio que —como bien sabemos todos quienes nos dedicamos a él— requiere mucho esmero y cariño y, por último pero no menos importante, al largo y arduo camino de formación que me condujo hasta aquí, no trabajo gratis. No obstante, quienes así lo deseen pueden enviarme sus consultas relacionadas con la redacción, la corrección ortotipográfica/ de estilo y la edición de textos, más allá de que no estén orientadas a la contratación de los servicios que ofrezco. Dado que este sitio cuenta con un blog, mi objetivo es escribir entradas que intenten dar respuesta a las preguntas más frecuentes, en la medida de mi tiempo y mis posibilidades. Por lo tanto, todas las consultas son bienvenidas aunque no pueda responderlas de manera personal e inmediata.

¿Redactás o corregís textos en otros idiomas?

 

Por el momento, no. De todas maneras, puedo recomendar a profesionales que sí lo hacen, en caso de que considere que son las personas idóneas para dar una respuesta adecuada a la propuesta recibida.

¿Recibís currículums?

 

Al día de hoy, no es frecuente que necesite colaboración para realizar algún trabajo. Sin embargo, podés enviarme tu CV si así lo deseás. En caso de que necesite ayuda para algún proyecto puntual, lo tendré en cuenta (y podés tener la tranquilidad de que tus datos serán tratados con el respeto que se merecen y no los compartiré con nadie).

¿Podés escribir y/o corregir textos de cualquier género o temática?

 

He redactado y corregido textos de temáticas muy diferentes entre sí y considero que puedo encarar casi cualquier proyecto, sin importar su género o contenido. Pero, en caso de que estime que no soy la persona indicada para llevar a cabo una determinada tarea, podés contar con mi palabra de que te lo haré saber y —de ser posible— te sugeriré a quién podés contactar para que te ayude en ello.

¿Es necesario que tengamos una entrevista presencial?

 

No; en la mayoría de los casos eso no es necesario. Si quisieras tener una reunión conmigo, o a mi criterio eso fuera conveniente para la correcta realización del trabajo, lo podemos coordinar. Pero lo común es que no sea imprescindible.

En tu opinión, ¿es necesaria en todos los casos una corrección?

 

Sí, sin ninguna duda. Puedo hablar desde mi propia experiencia, porque escribo y sé que es muy difícil poder tener con el propio texto la distancia necesaria que toda corrección requiere. De alguna manera, la mirada del creador “corrige” los errores en su mente y, al verlos, lo normal es que pase por alto muchos de ellos, porque en realidad no los detecta. Hasta el escritor más avezado incurre en ese comportamiento. Quizá, porque no logremos ponernos de acuerdo en el presupuesto, en los plazos o en algún otro factor, no lleguemos a trabajar juntos. Pero, en ese caso, te aconsejo que trabajes con otro corrector. Me consta que hay varios profesionales de excelente nivel en Argentina. Por favor, no dejes de solicitar una segunda opinión. Estoy convencida de que cada proyecto puede encontrar a la persona adecuada para lograr hacerlo brillar. Y tené en cuenta que un buen corrector jamás va a pasar por arriba de tu estilo ni a alterar la esencia de tu obra: por el contrario, va a ser tu mejor aliado para llegar al público que deseás alcanzar, y para alcanzar los objetivos que esperás cumplir.

Lo que quiero hacer está relacionado con la redacción y/o la corrección, pero no lo encuentro como opción en los servicios que detallás, ¿me podés ayudar de todos modos?

 

Siempre que tu proyecto esté relacionado de alguna manera con la comunicación escrita, es muy posible que te pueda ayudar. Escribime y contame qué necesitás y, de estar en mis manos, trataré de ayudarte o al menos orientarte.

¿Cuál es la modalidad de pago de tus servicios?

 

La modalidad habitual es que se abone la mitad por adelantado y el saldo una vez que el trabajo haya sido entregado y el cliente esté conforme con el resultado. En todos los casos el pago se puede realizar en efectivo, vía transferencia bancaria, PayPal o bien a través de MercadoPago con tarjeta de crédito. No publico un tarifario porque, si bien el presupuesto se basa en la cantidad de caracteres a redactar o corregir, inciden otros factores como la naturaleza del texto y el plazo dentro del cual el cliente necesite recibirlo. Es por eso que cada cotización es personalizada, si bien siempre se encuadra dentro de lo que se suele cobrar por este tipo de trabajos.

Quiero comenzar a dedicarme a la corrección y/o corregir mis propios textos y no tengo idea de por dónde empezar. ¿Me podrías ayudar?

 

Puedo ofrecerte una tutoría virtual o presencial, con pago por hora, para orientarte acerca de las pautas que debés tener en cuenta al realizar la tarea. Por otra parte, estoy desarrollando un ebook que se abocará a ese objetivo. Sin perjuicio de eso, vuelvo a aclarar que cuando se trata de textos propios estimo que es más recomendable una mirada ajena.

¿Es necesario que estemos en contacto durante el proceso de redacción y/o corrección?

 

No, de ninguna manera. La idea es molestar al cliente lo menos posible. Puede ocurrir que necesite consultarte algo a medida que voy trabajando en el proyecto, pero no sucede en todos los casos. No obstante, desde el momento en que acepto un trabajo y hasta darlo por finalizado, podés contactarte conmigo y plantearme todas las consultas que quieras, o bien pedir informes de avance.

Tengo interés en pasarte material de forma periódica. ¿Me harías un presupuesto especial?

 

Por supuesto. Si estás interesado en enviarme contenido de manera sostenida, podemos pactar un abono o tarifa diferencial, con beneficios proporcionales al volumen de trabajo.

Necesito una redacción o una corrección de manera urgente. ¿Cómo te manejás en esos casos?

 

De contar con el tiempo necesario, no tengo problema en trabajar en esas condiciones. Pero es menester considerar que eso incide en el presupuesto.

¿Te comprometés a entregarme un texto cien por ciento libre de errores?

 

Voy a ser muy honesta: creo que nadie que conozca a fondo esta profesión y lleve un cierto tiempo realizando esta tarea puede prometer eso. Puedo afirmar sin temor a equivocarme que cualquier corrector ha leído muchos libros en su vida y ha detectado erratas en libros de grandes autores, publicados por grandes editoriales, que han pasado por varias lecturas —no solo las de un corrector— antes de ser lanzados al mundo. Todos los que intervenimos en el proceso de creación, edición y publicación de un texto somos humanos y en tanto tales la perfección es una gracia que nos es raramente concedida, en caso de que alguna vez así ocurra. Mi garantía y compromiso personales son los de trabajar con el texto hasta que su autor esté conforme con el resultado de mi labor.

¿Podés firmar un contrato de confidencialidad?

 

Claro. Si el cliente lo provee y estoy de acuerdo con lo detallado en él, no tengo problema en firmarlo (y, en consecuencia, en asumir esa obligación).

No vivo en Argentina ni en Uruguay. ¿Podemos trabajar juntos igualmente?

 

Por supuesto. Como indiqué en respuestas anteriores, en la mayoría de los casos no es necesaria una reunión presencial. En caso de que estés en otro país, nos podemos comunicar por mail o whatsapp y coordinar el pago vía PayPal o MercadoPago. En cuanto a los matices de lenguaje que el texto requiera, en la mayor parte de los casos se puede trabajar.

¿No respondí a tu pregunta?

2019 - Ariana Riccio - Todos los derechos reservados